Ubicación: Inicio > Comer Sano, Elección de Ingredientes, Frutas y verduras > La remolacha

La remolacha

Un alimento imprescindible

Un alimento imprescindible

La remolacha también conocida como acelga blanca, betarava, betarraga (Chile y Perú),  beterrada (Islas Canarias) y betabel (México), es una excelente hortaliza desde el punto de vista nutricional.

Rica en:

  • Vitaminas A, B, C y E
  • Minerales
  • Proteínas
  • Fibras
  • Betacarotenos

Se puede consumir cruda en ensaladas rallándola y mezclándola con otras verduras. Cruda es como mantiene mejor sus propiedades. También se puede cocer, para ello debemos colocarlas en agua salada hirviendo sin haberlas pelado. Cuando estan tiernas las retiramos del fuego y esperamos que se enfríen para retirar la piel. Sus hojas también pueden ser consumidas.

Otra forma de consumir las remolachas es asándolas. Las introducimos a horno moderado hasta que estén tiernas. Cocinadas de esta forma, conservan casi intactas todas sus propiedades.

La remolacha es un potente anticancerígeno, previene enfermedades cardíacas, aconsejada para los que sufren de retención de líquidos y cálculos renales, es buena para la hipertensión y la hiperuricemia. Es una hortaliza muy energética, altamente recomendada para los casos de anemia.

Por su alto contenido en hierro, la remolacha favorece la producción de anticuerpos y de glóbulos rojos, los cuales brindan oxígeno a la sangre.  Es desintoxicante, depura la sangre, aumenta las defensas del organismo, combate el estreñimiento y las infecciones urinarias, y mejora las funciones hepáticas.

La remolacha es apropiada en la dieta de la embarazada debido a su alto contenido en folatos, importante a la hora de asegurar el correcto desarrollo del tubo neural del feto, sobre todo en las primeras semanas de gestación. Incluirlas en la alimentación habitual de los niños es una manera de prevenir deficiencias.

A la hora de comprarlas, debemos elegir aquellos ejemplares que estén firmes, redondos y sin manchas ni magulladuras. Su color debe ser rojo intenso. La remolacha fresca generalmente se vendee en manojos. Estos manojos deberán tener las hojas verdes, lo que nos indica que la raíz es joven. Es preferible elegirlas del mismo tamaño o similares, lo cual facilitará su posterior cocción

Para conservarlas en el refrigerador, se las coloca en una bolsa de plástico, con lo cual pueden llegar a durar hasta tres semanas. Aunque como siempre recomendamos consumirlas enseguida de compradas. No es recomendable congelar la remolacha cruda porque se reblandece.

Cocineritos.com

Etiquetas: , , , , ,

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • Twitter
  • RSS
  • Digg

Deja un comentario